jueves, 30 de agosto de 2012

Cornudo, consentidor y padrastro


Sé que te ves con él, que te folla, que te corres con él como una cerda, como una guarra y como una zorra. Sé que haces con él lo que a él le viene en gana, que se la chupas en lugares públicos, que te folla en la oficina y en los aseos de los restaurantes. Sé que tus amigas saben que sales con él,  que follas con él. Sé que te usa como quiere y cuando quiere. 

Sé que incluso te ha prestado a algún amigo y que tú has follado con ellos para complacerlo a él. Sé que se te moja el coño nada más verlo, cuando suena en casa el teléfono y sabes que es él. Sé que te compras lencería cara para él, que te cuidas y vas a la peluquería e incluso que has comenzado a ir al gimnasio. Sé que cuando te folla bien follada vienes a casa con la cara radiante, feliz, contenta y dichosa. Se te nota, sobre todo, porque cuando quiero que hagamos el amor me dices que estás muy cansada. Y te duermes con una extraña sonrisa en la cara. 

Se te ve feliz. Lo sé. Y sé que si tuvieras que elegir entre él y yo te irías con él sin dudar, pese a que está casado. Sé que incluso me dejarías a mí a cargo de nuestra hija, que renunciarías a ella por él. Y sobre todo, sé que le has suplicado que te preñe porque quieres tener un hijo suyo. Un hijo que no quieres que sea mío. Y quizás por eso hace tiempo que no me dejas penetrarte.


Y pese a todo te sigo queriendo, no puedo dejarte y no dejo de masturbarme viendo como follas con él, porque te entregas apasionada y casi sumisa, a sus caprichos, al antojo de su polla. Lo sé y lo he visto una y otra vez,  porque él ha grabado vídeos que le ha enseñado a sus amigos y que tú has traído a casa, a escondidas, aunque lo has dejado a la vista para que yo los encontrara.

Y sé que sabes que los he encontrado. Y sé que sabes que yo los he visto. Y sé que sabes que me masturbo mirando los video varias veces al día. Que no paro de verlos y de masturbarme. Sé todo  eso y más, aunque tú no me has contado nada. No me has dicho nada. No hace falta.  Te acabas de despedir dándome un beso en la frente. Sólo has dicho: “He dejado el DIU y voy sin nada. Voy a follar a pelo y vamos a ser padres”. 
 Y yo no he dicho nada. Pero cuando has cerrado la puerta he corrido para poner el video y masturbarme.

No hay comentarios :