sábado, 20 de octubre de 2012

Humíllame, por favor

 

Cornudo, estoy pensando que  cuando mi amante, mi macho, el hombre que tú no eres, se vaya  a correr, lo haga sobre  tu polla, para que tu tenga algo de semen de verdad, y no sé si luego te haría el favor de limpiártela yo con mi lengua,  o tendrías que limpiártela con los deditos y tragarte su semen. O  no, mejor meteré su semen en tu  boca y me lo das a mí. Y probablemente para entonces me estará rompiendo el culo, porque se corre varias veces y se le pone durísima enseguida. No es como tú, que tienes pito y además eres un cornudo impotente

O haré que se corra sobre mis tetas y te dejaré que mames (su leche),  mientras me está follando el culo que tú jamás ni has follado ni follarás. Me follaste el coño, cuando de novios, pero desde entonces tampoco me la has metido porque la tiene stan pequeña y eres tan impotente que sólo se te pone dura cuando te hago cornudo. Y cuando te humillo como ahora porque mientras te digo todo esto, veo que tienes tupilila algo dura. Algo. Eres así de cornudo.

No hay comentarios :