lunes, 22 de octubre de 2012

La mamona de su puta esposa

He de comunicarle que su querida esposa se ha convertido en una espléndida lamedora de pollas pues se recrea en la suerte y las paladea para sacarles todo su jugo. Pareciera como si quisiera detener el tiempo mientras lame y se come una polla pues la saborea, lentamente, muy lentamente. Como si no quisiera que pasara nunca el momento, como si quisiera apropiarse de ella para seguir chupándola de por vida como un chupete. 

Porque es su chupete, pues últimamente ya nos pide que la dejemos dormir con la polla de un macho metida en su boca. Y hemos accedido pues hacemos caso a su idea de irla emputeciendo cada día más, pero siempre según ella misma lo vaya pidiendo
Y en esas estamos.
Atentamente.

No hay comentarios :