miércoles, 17 de octubre de 2012

Sé que eres un cabrón, un cornudo impotente.


Sé que le has escrito a tu mujer, que le has manado un email al lugar en el que trabaja como funcionaria, tal y como te ordené. Y le has puesto las cosas claras:

Estás en tu trabajo, probablemente con las piernas abiertas,  Te haría llevar pinzas en los pezones bajo la ropa  mientras trabajas, para que te sientas puta y perra delante de todos. Porque era muy perra, muy cerda y muy guarra. No sé si leeras esto mientras atiendes al público, pero que sepas que lo eres, que eres un PUTÓN, una PERRA, UNA CERDA, UNA GUARRA   QUE FOLLARÍA CON TODOS LOS QUE ATIENDAS (ESTO ES GRITAR, PARA QUE TE ENTERES BIEN DE LO PERRA QUE ERES)
Y yo un carbón y cornudo impotente, pero feliz de serlo

PD.- Cada vez que escribo que soy impotente me excito. Me gusta tanto serlo...es deliciosamente humillante. Sé que tú no lo entiendes, pero es así. En vez de Viagra o Cialis yo tomaría pastillas para ser más impotente todavía porque cuanto más lo soy más placer siento, más deseo sexual me embarga y más sumiso y puta perra me siento. Y más cornudo y cabrón quiero ser
.  


No sé lo que ella te ha contestado, pero ya nos informarás. 

PD.- Acabo de recibir la contestación que ella te ha enviado desde su trabajo:

Pues si, leo esto en el curro pero en mi movil y q sepas q se me ha mojado el coño.cabron

No hay comentarios :