miércoles, 26 de diciembre de 2012

La puta de mi amante

 

No te enfades porque te haya vestido de chica, cornudo. Aunque tu pollita dice lo contrario. Estás gozando, cabrón. Me alegro, porque va a llegar mi amante y quiero que le sirvas así, que seas su puta, que me lo traigas a la habitación cogido de su mano como si fueras su novia, que te arrodilles, le bajes los pantalones y le chupes la polla para excitarlo y que me folle mejor y te haga más cornudo.

Te visto así porque a él le gustas mucho. Eres su capricho y yo con tal de agradarlo y que me folle su enorme pollón, soy capaz de cualquier cosa. Aunque si te he de ser sincera, cornudo, me estan entrando celos porque parece que le gustas tú más que yo. Porque eres tan puta que lo haces gozar ofreciéndole el culito a cuatro patas o chupándole la polla.

Eres muy puto, cornudo mio y te has convertido en su muñequita. Me ha sugerido que te envíe a su oficina, a su despacho, para que le chupes la polla a él. Se lo he prometido si consigue follarme bien y te hace bien cornudo. Espero que disfrutes de su polla bajo la mesa de su despacho, cornudo.

No hay comentarios :