sábado, 15 de diciembre de 2012

Siempre pierdes, cornudo


Os pongo a los dos a chupar mis tetas y, como siempre, su polla se pone dura y tu pollita durita. Sabes que has vuelto a perder. Siempre pierdes porque te gusta ser impotente y cornudo y por eso tu cerebro le manda la orden a tu pollita para que no se ponga dura. Te gusta ser impotente y cornudo. No lo puedes evitar. Y a mi me encanta que lo seas, me vuelve loca que lo seas porque multiplicas por 100 mis orgasmos. Lo mejores orgasmos que jamás he tenido han sido haciéndote cornudo. Y eso no va a cambiar, cariño. Porque te amo. Sí, está claro. Follaré con él. Una vez más. Como siempre.

 

No hay comentarios :