jueves, 17 de enero de 2013

Cornudo y feminizado

Te escribo para decirte que mi proceso de hormonamiento que me ordenaste que hiciera, ya va surtiendo efecto y comienzan a salirme los pechitos. El pene se ha encogidos, los testículos también y pronto estaré listo/a para ser usada por tu macho, según su capricho.

Según el capricho que él quiere tener y que tú le concedes siempre porque te mueres por follar con él y pones tu placer por encima de todo. Y yo lo comprendo.

Te amo tanto que mi placer es que tú lo tengas por lo que ingresé voluntariamente en la clínica para que me aplicaran el tratamiento de feminización. Ya orino sentado, ando con tacones, mis caderas se han estrechado debido a los recios corsés que me aplican y mis pechitos comienzan a salir poco a poco.

Todavía son pequeñitos, pero ya crecerán más. El pelo lo llevo largo y debido a las hormonas, mi cutis se ha suavizado y ya no necesito afeitarme. Soy regularmente follado por una monitora que me hace adoptar posturas pasivas para que aprenda a exhibirme, ofrecerme y ser usada por quien mi Ama o Amo decida.

Pronto podré estar a disposición de tu amante para someterme a sus caprichos pues creo que le has prometido que seré su puta para siempre y que podrá hacer conmigo lo que quiera. Si tú lo deseas, mi amor, lo haré encantado con tal de verte gozar. Aunque tenga que irme a vivir a su casa para ser usada como su criada, como su puta sumisa.

Tu voluntad es la mía, ya lo sabes.
Te amo.

PD.- Me he hecho esta foto junto a un camión porque dentro de las prácticas de feminización está la de conseguir atraer la atención de un fornido camionero. Y lo he conseguido. Estoy esperándolo para subir al camión donde creo que me va a follar. Es muy bruto.

No hay comentarios :