martes, 1 de enero de 2013

Feliz año nuevo, cornudo

Anoche, después de celebrar con él la Nochevieja en nuestra habitación mientras yo oía como te metía la polla con cada campanada, la sacaba y la volvía meter con la siguiente, nos fuimos a la discoteca a celebrar el nuevo año, como todos. Pero tú estabas especialmente excitada. Y eso que no bebes mucho. No hace falta.

Y cuando te veía bailar con él de esa forma tan sensual, tan provocativa, tuve una pequeña erección en mi pollita (como tú la llamas). Es que estabas muy sexy, y además se veía el símbolo cuckold (cornudo) en tu pecho: ese tatuaje que yo te pagué para que cuando te guste un macho sólo tengas que agacharte y mostrárselo. Para facilitarte la labor de hacerme cornudo.

Y es muy útil porque mientras bailabas todos los tíos te miraban. Por tu forma de moverte y porque te veían el símbolo, la marca que me hace cornudo en público y le advierte a todos que eres una mujer libre para follar porque estás cadada con un marido cornudo.

No hay comentarios :