sábado, 16 de febrero de 2013

Que él me excite para ti, mi macho

Me has llamado y me has dicho que me vas a enviar una foto de él, de tu marido, de tu querido esposo. Bueno, tuya. De los dos. Pero cuando la he recibido solo te he visto a ti echada en esa postura indolente y con la mirada pícara. Estás esperando a que tu marido llegue del trabajo para que se desnude rápidamente y te lama. 

“Quiero que me lame para ti –me has escrito junto a la foto-, para que me prepare con su lengua, me excite, me moje y me ponga bien puta para que luego tú vengas y me encuentres mojada, abierta, expuesta y muy jugosa y dispuesta para ser follada por ti. Sólo por ti, mi querido amante.

Para que me folles a gusto  y yo esté bien excitada para darte todo el placer y devorarte la polla con mi coño. Quiero que me folles hasta que me mates y que el cornudo nos mire y se corra, como siempre, viendo como su mujer es usada y follada por otro. Quiero darle a él ese regalo. Y a ti. 

Luego le acariciaré su pollita, su pene ridículo y le diré que yo necesito un macho de verdad; un hombre como tú y no una putita sumisa como es él. Sé que eso lo excitará y me suplicaré que vuelva a follar contigo. Y lo haremos mientras el cornudo y su pito ridículo nos mira y se pajea. 

Y finalmente y cuando ya nos hayamos corrido varias veces delante de él, le haré chupar tu polla, como siempre, para que admire, venere y mime una polla de verdad; tu polla, la polla que me hace feliz, que me da placer, que me da la vida. La polla de un macho de verdad que me tiene loca y me moja el coño con sólo saber que existe".



No hay comentarios :