lunes, 4 de marzo de 2013

Derechos del marido cornudo (4)

El marido cornudo tiene derecho a estar en castidad permanente y a ser entregado al amante de su mujer como su puta sumisa. Tiene derecho a ser tratado como tal, ser usado, follado y humillado para el placer del amante de su mujer, para que él se excite y pueda follarla a ella mejor.

El marido cornudo tiene derecho a que su pollita sea comparada con la del amante de su mujer para ver si consigue igualar su tamaño y follar por fin con ella. Tiene derecho a esa oportunidad aunque nunca lo consiga.

El marido cornudo tiene derecho a no ser el único sumiso de su mujer si ella decide ampliar su cuadra. En este caso tiene derecho a ser comparado con el otro sumiso para ocupar el lugar de honor y preferente en la puesta de cuernos. Aunque siempre pierda.

También tendrá derecho a ser compartido por otras amas y a ser intercambiado entre ellas. Tiene derecho a que su Ama lo cambie por el marido cornudo de una amiga.

El marido cornudo tiene derecho a lamerle el culo a su mujer, de rodillas, mientras ella folla con su amante y lo hace cornudo. Mientras lo hace tendrá derecho a suplicar que ella lo haga más cornudo. Y tendrá derecho, así mismo, a suplicarle al macho que se folle a su mujer, que le dé más duro, que la folle bien follada y que le pongo todavía más cuernos.

También tendrá derecho a que su mujer le obligue a chupar la polla de su amante con el fin de prepararlo y excitarlo para que la folle mejor. También tiene derecho a actuar de mamporrero poniendo la polla del macho dominante en el coño de su mujer. Y a lamerlos mientras follan, lo humillan y lo hacen cornudo.







No hay comentarios :