miércoles, 3 de abril de 2013

La puta de tu mejor sigue progresando


Tal y como quedamos, te escribo para decirte que tu esposa, es decir, mi puta, sigue progresando en su emputecimiento y está cada día más ansiosa por ser usada y tratada como una puta zorra. Como mi puta zorra, mi estimado amigo, porque me suplicaste que la convirtiera en mi puta y a ti en un cornudo sumiso. Ya sé que no se te olvida, pero recuerda que tú mismo redactaste el contrato por el que te entregaste a  mi  y me ofreciste a tu esposa como mi puta.

Así que mi puta está cada día más salida, más perra y más zorra. Ya hasta suplica que la folle o que la follen. Como puedes ver en las imágenes que te envío se ha convertido en un putón verbenero que antes de ser follada, prefiere follar. Le gusta follarse a los tíos más que ser follada y ahora me explico, por su fuerte carácter, porque te hizo cornudo y sumiso nada más conocerte.

Supongo que seguirás con el cinturón de castidad puesto y las braguitas de encaje,  mientras estoy aquí follándome a mi puta, a tu esposa. Me he corrido sobre su cara para que veas el placer que me proporciona su coño, el placer que tú no probarás jamás porque tienes prohibido follar con ella. El placer que su coño le da a otra polla que no es la tuya. Recúerdalo. Recuerda que su coño es de todos, para uso de todos, menos para ti.

Recibe un fuerte abrazo, mi querido cornudo.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Sí, sigo con las braguitas de ella puestas. Me encanta sentirme perra sabiendo q ella en manos de una macho de verdad. Emputécela.