lunes, 29 de abril de 2013

Me vistes para mi amante, cornudo

 Gracias por regalarme esta ropita para que la luzca ante mi amante, para excitarlo más. Eres un cielo de marido, cornudo, porque te gusta que me vea sexi y provocatica y que así me folle más y mejor. Para que te haga más cornudo. Así que el regalo es para ti, no para mi, porque lo que deseas es ser más cornudo, que te humille más y te ponga unos buenos cuernos.
Pero no viene, cornudo. Lo espero con ansia pero no aparece. Estoy deseando que llegue para comérmelo, para morrearme con él, para meterle mano. Para ponerme a cuatro patas delante de él y ofrecerle mi culo de puta. Porque con él me siento puta, zorra y muy perra. Lo sabes. Pero no viene y estoy loquita por ver como desnudas de rodillas ante él y me ofreces para que me folle. Para oír como le suplicas que te haga cornudo. Pero no llega. Llámalo otra vez, cornudo, y suplícale más. Le gusta mucho que lo animes a que se folle a tu  mujer, que le supliques que te haga cornudo.
Aquí está. Aquí está su polla. Me buscaste  un macho muy potente, con una buena polla. Cómo me gusta este pollón, cornudo. Me lo estaría comiendo todo el día si no fuera porque estoy deseando que me perfore el coño, que me deje escocida, que me lo taladre sin piedad.

Aunque tú tengas luego que darme besitos y lamidas para recuperarlo, para mimarlo después de haber sido follado. Como hace un buen marido cornudo. Y tú lo eres. Mucho.
Ya ves cornudo. Esto es una polla.

Y esto es un macho. Y esto es follar a una mujer. Tú no eres capaz ni de satisfacerme con tu pollita y yo necesito pollones, machos de verdad y no putitas sumisas como tú que sólo gozan al ser humillados por sus mujeres. Tú eres uno de ellos. Uno más.

Quizás el más cornudo, eso sí, pero uno de tantos. Mira como me folla, como mete su polla en mi coño, como gozo de placer, como me corro una y otra vez. Y no te alejes mucho porque quiero que hagas algo por mi: quiero que cuando se corra se la chupes para ponérsela dura y que me folle otra vez. Es tu misión, cornudo: buscar pollas para tu mujer y que éstas estén siempre excitadas para follarme.

No hay comentarios :