jueves, 16 de mayo de 2013

Yo siempre pierdo


Coges su polla y la pegas a la mía. Las miras, las comparas y eliges la suya para follar. Siempre lo haces. me humillas y disfrutas. Porque su polla es tan grande como la mía, son iguales, pero tú siempre prefieres la suya para follar. Los dos lo sabemos. Antes incluso de que las compares.Y una vez que has elegido la suya, metes la mía en el cinturón de castidad y te ríes. Haz vuelto a perder, cornudo, me dices. Lo sé. Siempre pierdo.












No hay comentarios :