viernes, 21 de junio de 2013

Soy muy puta, muy perra, muy zorra

Sí, cariño. Lo sabes. Soy una puta, una perra y una zorra. Y a tiempo completo. No puedo evitarlo. Lo sabes. Te lo dije cuando nos presentaron y  luego mientas bailamos pegados en aquella fiesta y te mordía en la oreja. Me dijiste que no lo creías y entonces te cogí de la mano y te subí a la habitación del hotel donde te follé bien follado en todas las posturas imaginables. Y algunas inimaginables.

Gozaste y no hiciste caso a lo que te decía al oído mientras follábamos; que era un puta y una zorra. Que soy una perra salida que no puede evitar mojarse en cuanto ve a un macho, en cuanto tengo una polla delante. Aunque esté guardada en el pantalón. No lo puedo evitar. Soy así, muy perra, muy zorra y muy puta. Mucho. Pero tú no lo creías pese a que no dejaba de repetírtelo. Te hacías el sordo. Y te lo volví a repetir insistentemente cuando me pediste que me casara contigo. Pero no hiciste caso.

Ahora ya lo sabes y creo que por fin te has convencido cuando has subido del salón donde nos hemos casado y has entrado en nuestro cuarto. Me has visto chupándole la polla a unos de los machos que había en la habitación. Pero no has dicho nada. Así que me he echado sobre la cama para ofrecer mi culo a los azotes del primer voluntario que se ofreciera.

No has sido tú, que te has quedado quieto mirando. Han sido los otros tres macho que me había subido a nuestra habitación. Y lo han hecho. Me han azotado el culo delante de ti, sin que tú hayas dicho nada.

Y tampoco has dicho nada cuando me he lanzado a comerme sus pollas delante de ti, cariño, que has permanecido quieto junto a la cama, mirando. Aunque cuando te he mirado he visto que te has sacado la polla y has comenzando a masturbarte. Y entonces sí. Lo he comprendido. He comprendido porque nunca me has hecho caso cuando te he avisado de que soy una puta y una zorra. Creo que te gusta que lo sea. Por eso te has casado conmigo. Por eso no dices nada al verme follada por tres macho, en nuestra noche de bodas.

Soy muy puta, cariño; muy zorra, y muy perra, pero ahora sé  que te voy a hacer muy feliz; que vamos a ser muy felices.  De por vida y hasta que la muerte nos separe.

















No hay comentarios :