Contrato con Ruben

 1º.- Yo, Ruben (xxxxxx) como tu sumiso esclavo, te concedo la propiedad de la puta de mi mujer con objeto de que tú ocupes mi lugar y seas el verdadero macho de la casa. A partir de este momento tú serás el hombre de la casa, el macho, y yo sólo seré la puta sumisa. 

2º.- Por tanto acepto y suplico que tomes la responsabilidad de satisfacer a la puta de mi mujer que a partir de ahora será “tu puta”, por lo que podrás venir a follarla cuando quieras, sin necesidad de tener que avisar. 

3º.- Mi cama de matrimonio es a partir de ahora “tu cama de matrimonio” por lo que yo dormiré en la alfombra, en el sofá o en otra cama de otro cuarto. Jamás volveré a dormir con mi mujer, a entrar en esa cama, ni por supuesto a follar con ella. 

4º.-  Para evidenciar que tú eres el hombre de la casa, el macho, a partir de ahora llevaré siempre braguitas (sobre todo cuando tú estés en casa).

5º.- Si salimos a un hotel o un viaje, yo correré con los gastos de comidas, cenas y copas, así como de pagar la habitación del hotel. Si vamos en mi coche, yo conduciré mientras tú  viajas atrás con tu puta, le metes mano, la sobas, la besas o te la folles, según gustes.

6º.- Entre mis obligaciones estará estar a tu servicio para excitarte y que te folles mejor a tu puta, por lo que tendré que chuparte la polla antes o después. Siempre de rodillas. También tendré que limpiarte con mi lengua después de haber follado con ella o lamerte los huevos mientras lo haces, situándome debajo de vosotros.  Cuando termines de follar con tu puta, te despediré en la puerta chupándote la polla arrodillado y dándote las gracias por haberme hecho cornudo. 
7º.- Tu puta llevará siempre la ropa que tú consideres oportuno, tanto de calle como de lencería que, por supuesto, yo me encargaré de comprar. 

8º.- Cuando sepa que vas a venir a follarte a tu puta, me encargaré de bañarla, perfumarla, pintarle los labios, vestirla con lencería  y ponerla sexy con el fin de que la encuentres muy atractiva y seductora, muy puta, y desees follártela con más ansia.  He de preparártela para que tú, mi Amo, la encuentres cachonda y con el coño mojado cuando quieras follártela. 

Optativo

9º.- Si decides humillarme más ante tu puta y ante ti, mi Amo, podrás entregarme a un travestí o un macho para que me folle el culo mientras tú te follas a tu puta y me haces cornudo. La elección de ese macho queda de tu parte  y tendré que dejarme follar, como una puta, por el macho dominante que tú me elijas. 

10º.- En este sentido podrás prostituirme como puta sumisa y maricón,  siendo tú por tanto mi propio chulo, mi macarra, al que le entregaré la mitad de lo que gane prostituyéndome al ser follado por otros machos. 

(Fotos reales)

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Gracias Amo! Soy Ruben...gracias por publicar el contrato y las fotos de tu puta...para que todos vean la clase de cornudo que soy y que sepa todo el mundo que sos el macho de mi mujer....gracias por todo

M. de un macho corneador dijo...

Gracias a ti Rubén por ser tan sumiso cornudo y por haberme entregado a tu mujer para que tome posesión de ella. Para que sea "mi puta". Y tú mi sumiso cornudo. No te olvides de cumplir con todas las estipulaciones del contrato y sé un buen cornudo. Sé que lo sabrás hacer muy bien porque tienes vocación. Y procura cuidar de tu esposa, es decir, de "mi puta, para que esté guapa, saludable y en perfectas condiciones para ser usada por mi y por quién yo diga.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

esto es real?

M. de un macho corneador dijo...

Sí, muy real. Aunque ahora no nos vemos muchos debido a la distancia.

Anónimo dijo...

Si es muy real! Las fotos son de mi mujer...perdón...de la puta del amo! Lamentablemente por mi trabajo y la distancia que nos separa estamos desencontrados...pero mi mujer le pertenece a él!